LA LEY DE LA ATRACCIÓN (II) VISUALIZACIÓN


“Te guste o no te guste obtienes aquello en lo que piensas” 
Esther y Jerry Hicks. 



Como continuación al post del pasado lunes, retomo el tema de la Ley de la Atracción, pero enfocando esta entrada hacia la ejecución, la mecánica, en definitiva: ¿qué tienes que hacer? 

Si deseas algo que no tienes, y te centras en que no lo tienes, sólo mandas vibraciones de que NO LO TIENES y por tanto seguirás sin tenerlo. Al igual que si quieres una cosa, pero en el fondo tienes dudas de que vaya a ser lo mejor para ti, o no estás al 100% convencido de que vaya a ocurrir. Es decir, no sólo debes expresar, debes sentir. 

A mi siempre me viene a la mente el tema de la lotería. Tu me dirás, si funcionara tal y como me lo dices, me tocaría la lotería siempre que jugara y sería enormente rica. Pero párate a pensar. ¿Qué es la lotería? Un premio basado en el azar, y cuando hablas de azar piensas, puede tocar o no. En ese mismo momento, en tu interior se revela esa duda de que vayas a ser tu precisamente la agraciada cuando son millones las personas que juegan a ese mismo juego. Tu quieres que te toque, deseas que te toque, te ves tomando el sol en la cubierta de un yate, pero en el fondo sabes que una vez más no te tocará esta semana, porque jamás te toca. Y ahí está el quid de la cuestión. Hay interferencias, no todo fluye en la misma onda y en la misma dirección. 

Uno de los pasos fundamentales de la Ley de la Atracción es sintonizarte completamente con aquello que deseas. Estar convencida, verte viviendo lo que deseas, sentir lo que deseas sentir, hablar dando por sentado que va a ocurrir o que incluso ya está ocurriendo. Saber que te lo mereces, que está ahí para ti, esperándote, que es tuyo y que lo vas a tener. 

La primera vez que oí hablar de la “visualización” me quedé bastante sorprendida. Era al principio del todo, cuando había empezado a investigar más sobre el tema. En concreto era un vídeo de una pareja en la que contaban cómo cuando daban paseos hablaban de todo aquello que deseaban tener en tiempo presente, como si ya estuviera ocurriendo. Llevaban haciéndolo años y habían cumplido todos y cada uno de sus sueños de ese modo. 

Sinceramente no me veía yo caminando de la mano de mi marido, hablando como si tal cosa de una vida que no era la que tenía, jugando, como dice mi madre a “Antoñita la Fantástica”, pero efectivamente cuando deseas algo mucho al final simplemente lo haces. 

Por ahora no he llegado a ese nivel, pero si que me he visto en muchas ocasiones hablando de lo que deseo en presente con otras personas porque estaba segura al 100% de que ocurriría, y así ha sido. Siempre. 

Una técnica básica para la ejercitar la visualización es, tal y como te contaba en el anterior post, imaginarte haciendo aquello que deseas. Cerrar los ojos y meterte en la escena. Cómo vas vestido, como te sientes, qué ves a tu alrededor, el ruido de tus zapatos al andar, tu respiración. Verte haciendo eso que deseas que te ocurra, en una oficina nueva, tumbado en una playa escuchando el ruido del mar, conduciendo un coche fabuloso, de paseo por una calle de la ciudad de tus sueños… 

Yo uso dos herramientas para ayudarme a alcanzar esa visualización esto: 

1. Un panel de visualización. En un folio he colocado fotos de todo aquello que deseo. En mi caso no he estado recortando ni nada de eso. Simplemente me he metido en el ordenador, y he ido copiando y pegando las fotos a modo de mosaico en una hoja de word. Todas y cada una de las fotos significa algo que quiero. El documento lo he impreso para tenerlo a la vista, pero también me lo pasé a pdf para tenerlo en el móvil. Y un par de veces al día, le echo un vistazo. Eso es lo que quiero, y eso es lo que voy a conseguir. 

2. Un cuaderno. Cada mañana, como te conté en Mi rutina personal de mañana, además de escribir en mi cuaderno de gratitud, dedico unos 15 minutos (a veces se me va el santo al cielo y le dedico más) a escribir en otro cuaderno mis visualizaciones. Me centro en las imágenes de mi panel, porque todas ellas conforman la vida que quiero tener. Donde quiero trabajar, lo que quiero ganar, lo que quiero visitar, como me quiero ver…y así escribo, a modo de diario, un presente en el que ya tengo todo eso y lo disfruto. 


Solo puedo decirte que funciona, que he comprobado en los últimos meses como TODO se cumple. No hay varita mágica, ni genio de la lámpara, simplemente las cosas se confabulan hasta del modo más insospechado para que ocurran. 

Por supuesto cada uno tiene que poner de su parte. Estar dispuesto a lograrlo, no sólo basta con quererlo, hay que desearlo y ponerse a trabajar en ello. No esperes sentado donde estás, porque entonces no lo lograrás jamás. 

Hay una frase que me encanta y que me parece perfecta para cerrar este post: 



¿Te animas a intentarlo? 


Comentarios

  1. Hola Esther soy Carmen, te sigo desde hace un montón de tiempo y eres para mi un ejemplo. Ahora estoy en una fase delicada de mi vida en cuanto a que se desmoronan muchas ilusiones construídas, pero aquí estás tu para ayudarme a encontrar mi camino. Hace mucho tiempo que no practicaba el agradecimiento pero tu has vuelto a traerlo a mi vida. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Voy a dar un ejemplo de visualización que yo utilicé sin saber que lo hacía. Hace años a mí me gustaba una casa, que estuvo en venta por lo menos 4 años porque era muy cara. Yo cada vez que pasaba por delante le decía a mi marido: "tengo que limpiar los cristales". El se reía. Así durante meses y varias veces a la semana. Un día le dije a mi marido que llamara y cuando cuelga me dice que han bajado el precio en un 20% mas o menos. Inmediatamente llamé otra vez. Hoy la casa es mía. Por cierto, tengo que limpiar los cristales.

    ResponderEliminar
  3. Hola Esther, pues yo me encuentro en una fase de mi vida laboral en la que me da la sensación de que estoy en la vía muerta. En una empresa que me tiene condenada por estar en reducción de jornada y en la que no me encuentro cómoda, después de 15 años de esfuerzo. ¿Como puedo gestionar esto?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares