LA LEY DE LA ATRACCIÓN (I)


"Lo que la mente del hombre puede concebir y creer, es lo que la mente del hombre puede lograr"
Napoleon Hill



¿Y si te dijera que es verdad? ¿Qué es completamente cierto que TODO lo que desees con pasión se hace realidad? 



Con este post comienza una serie de entradas en las que te quiero hablar sobre lo que ha hecho que mi vida cambie 180º. Quizá esta primera parte me ha quedado un poco larga, pero no puedo evitar empezar sin mostrar de algún modo la pasión que ha despertado en mi. Así que en los próximos prometo ser más breve y concisa. 

Siempre me he sentido atraída por temas como el horóscopo, la carta astral, el tarot, pero casi más por curiosidad que con convencimiento. Es decir, me divierte, pero no me convence. Por eso cuando durante años y años veía el librito marrón del Secreto, lo miraba, lo remiraba, pero nunca lo he comprado. ¿Qué secreto va a cambiar mi vida? 

He estado tentada un montón de ocasiones, muchas. He llegado a estar a un click de pedirlo en Amazón, a un paso de pagarlo en una librería, pero no sé por qué en el último momento, siempre he pensado que iba a ser una forma tonta de perder el dinero. 

Allá por el mes de Junio de 2017, cuando empezó MI CAMBIO, como sabes comencé practicando la gratitud. Al leer más profundamente sobre la gratitud descubrí el Mindfulness, y este me llevó a investigar sobre el Poder de la mente o más comúnmente conocido como la Ley de la Atracción. 

Curiosamente en ningún caso se hablaba de este librito, jamás. Comencé a leer mucho sobre el tema, y desde el primer momento, mientras leía las primeras páginas de uno de los libros de Hicks, decidí darle una oportunidad y probar. Quizá mi estado anímico ayudó a que funcionara inmediatamente, pues sentía la necesidad de recuperarme de volver a tener ganas e ilusión, por recuperar mi espíritu positivo. 

El primer caso práctico pedía que pensara en una persona que hubiera sido importante en mi vida, pero que por circunstancias del destino no había vuelto a saber de ella. Tenía que cerrar los ojos, y concentrarme en esa persona durante casi minuto y medio. ¿Sabes lo que ocurrió? ¡¡Que a las 48h recibí un mensaje de ella!! Una foto de su bonita familia, y unas palabras de cariño. ¿¿Cómo podías ser si llevaba años sin saber de ella?? Obviamente, aquello me animó a seguir leyendo, a seguir investigando y practicando. 

Según la Ley de la Atracción, así a grandes rasgos, el universo se rige por fuerzas de energía, esa energía hace que la tierra gire alrededor del sol, que nosotros caminemos pegados al suelo y no flotemos cual astronautas. La energía fluye a nuestro alrededor imperceptiblemente, pero está ahí. 

De hecho nosotros mismos somos energía, somos vibraciones, desprendemos calor, ruido…somos energía. 

Esas vibraciones que emitimos, son las que hacen que atraigamos como si de un imán se trataran las cosas. Si tu emites una vibración positiva, de alegría, ilusión, ganas de comerte el mundo, atraes cosas buenas, divertidas, interesantes, enriquecedoras. Si desprendes vibraciones negativas y pesimistas, atraes cosas malas. 

Todo esto, puede sonar muy esotérico, pero tiene unas bases científicas que lo avalan: la Teoría de la Totalidad y el Orden Implicado, y La Teoría del Entrelazamiento Cuántico. 

¿Por qué hay gente que siempre se está quejando de lo mal que le va, de lo mal que está, de lo mucho que le duele algo? ¿Te has parado a obsérvala? Efectivamente tienen por qué quejarse. Efectivamente tienen enfermedades, les va mal el trabajo, la vida en general...pero está comprobado que cuando una persona se enfrenta a la adversidad con un talante distinto al de la derrota anticipada, sus probabilidades de éxito se multiplican considerablemente.

¿Cuánta gente ha tenido un fracaso estrepitoso en un negocio y en vez de decir "hasta aquí he llegado, me rindo", deciden intentarlo una vez más, o dos, incluso tres, y al final logran un éxito rotundo? Porque no se rindieron, porque se mantuvieron a flote con la ilusión de logarlo, porque estaban convencidos de que podía alcanzar ese objetivo. Mandaban la energía correcta. 

Pero no te vayas a creer que esto funciona cerrando los ojos y pensando y sintiendo algo durante 2 minutos. No. Puede que pequeñas cosas simples como encontrar un aparcamiento, si, (jajaja mis hijos ya son expertos) pero las cosas importantes no. Y por eso la gente se desanima. Porque estamos inmersos en la cultura de la inmediatez. De darle un botón y que aparezcan ante ti mil herramientas que te facilitan la vida, darle un click y en dos horas tener la compra en casa. Lo siento pero la Ley de la Atracción no funciona así por mucho que haya gente que se empeñe en hacernos creer que eso es lo que nos venden.

No vas a pensar en el coche de tus sueños, uno carísimo, y con tu sueldo mileurista vaya a aparecer un señor de Volvo con las llaves en la puerta de tu casa para ti. No. Pero si que empezarás a ver ese coche por todas partes, en el atasco, al cruzar la calle, aparcado en la plaza de al lado… e investigarás el precio, y pensarás de qué modo puedes hacerte con uno, quizá no pagándolo al contado, o ni siquiera a cómodos plazos durante el resto de tu vida, pero si con formas como el renting, el leasing…y le darás vueltas a cómo enfrentarte a esas cuotas, de dónde puedes ahorrar, cómo puedes ganar algo más de dinero, etc, etc, etc. 

A mi me pasa que cuando se me antoja un bolso, o unos zapatos, los veo en una chica en el autobús, en otra madre del cole, en la tienda por la que paso casi a diario, en una revista…y al final termino comprándolo. 

¿Y no te ocurre que te ves con ese bolso y esos zapatos? Que te imaginas a ti misma andando con ellos, con tal o cual pantalón…pues ahí estás visualizando. Y esa visualización en la que te ves, te sientes guapa, cómoda, orgullosa de llevar lo que deseas…esa, es la que hace que atraigas la oportunidades para hacerte con eso que quieres. Te provoca la energía necesaria para que te muevas en la dirección correcta y lo logres. 

Pero no quiero centrarme en cosas como un coche o un bolso, cuando deseaba tener un bebé, empezaba a ver embarazadas por todas partes, carritos de bebés, madres con niños pequeños, tiendas de ropa infantil... lo que hacía que mis ganas fueran máximas y empezara a darle solución a todos esos peros que nos poníamos: tiempo, dinero, responsabilidades, espacio… 

En esos momentos, todos estamos viviendo la Ley de la atracción, inconscientemente, pero ya hemos comprobado que funciona. 

Desafortunadamente, somos capaces de atraer lo bueno y también lo malo, por eso mismo. Porque lo hemos hecho sin ser conscientes. Si empezamos a ser conscientes de que tenemos ese poder lograremos mucho, muchísimo más de lo que hemos logrado hasta ahora. 

Personalmente mi vida ha dado un cambio radical y por eso mi empeño en que si yo he podido, todos podemos, y mi obligación es contarlo. Contar cómo tu también puedes lograrlo. 

Sigo sin leer El Secreto, pero si que he visto la película y no una vez, sino varias, y también se la he hecho ver a mis hijos porque creo que es una forma fácil de introducirles en un cambio de actitud hacia la vida que ahora que son pequeños pueden absorber como esponjas. La película en si (que yo describiría más como un documental) reconozco que os un bodrio, pero manda mensajes potentes. 

De hecho, hay otro tipo de películas más comerciales y mejor hechas, en las que podemos encontrar mensajes similares.

Ley de la Atracción, El Secreto…no es algo nuevo, no es una moda, es una actitud hacia la vida, algo que lleva ahí siglos y siglos, que aparece en la Biblia, y que al leer la biografía de grandes personajes como Platón, Shakespeare, Beethoven, Marie Curie, Edison, Amelia Eahart, Henry Ford, Coco Chanel, Einstein, Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y MAry Jackson, Martin Luther King, Steve Jobbs, y muchísimos más te das cuenta de que ellos lo entendieron, lo aplicaron y por ello fueron quienes fueron. 

No es un secreto, no es solo una ley física, mental, yo creo que es una actitud, una forma de vida, que bien empleada puede hacer cambiar el mundo a mejor, y por eso creo que es mi obligación compartirla con todo el que quiera escucharme.

Espero haberte transmitido un poco de la emoción que siento, o al menos picar tu curiosidad y que desees leer el próximo post al respecto.

Comentarios

  1. Me ha encantado tu reflexión Esther. Fíjate que yo soy una persona positiva y tengo una compañera que me dice que tengo una "estrella". Sinceramente lo que creo es que pienso que puedo conseguir lo que quiero y desearlo y luchar por ello, es lo que me hace crecer. Me encanta el artículo. Sigo leyendo el siguiente 😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariola. La actitud lo es todo y a la vez es casi lo más complicado. Mantener la sonrisa, el tipo, aunque te vengan mal dadas es muy difícil, pero no imposible. Sobre todo cuando compruebas lo que eres capaz de lograr así. ¡Merece la pena! Me encanta tener gente así por aquí. Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola, soy Ana Cris. Yo tenia una compañera de trabajo que "atraia" de forma natural todas las cosas buenas que deseaba, solo focalizando mucho, hablando sobre lo que queria, insistir, darle vueltas...en fin, como has comentado. Deciamos que era un poco "bruja" pero realmente solo ponia en practica (no se si conscientemente) todo lo que has comentado. Y le funcionaba y le iba muy bien en la vida. Yo, voy intentandolo pero lo cierto es que no vale con la intencion. Creo que hay que sistematizarlo, ponerte una tarea cada dia, cada dia un poquito mas...
    Gracias por tus reflexiones, me siento siempre muy identificada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana Cris, efectivamente no solo vale con la intención, si no ¡qué fácil! Y mas que la sistematización (que ayuda mucho, como todos los hábitos) lo importante es creer de verdad en ello. No tener la menor duda de que lo lograrás, que te lo mereces, que está ahí para tí, esperándote. Gracias a ti por estar ahí . Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares