EL ARMARIO CÁPSULA

Aunque parece que el calor se resiste a abandonarnos, poco a poco las temperaturas empiezan a bajar, las noches ya son de edredón, y por las mañanas la chaqueta es obligatoria. Así que pronto tendremos que enfrentarnos, una vez más, al cambio de armario. 

Te invito a que si no los has hecho ya, te animes a probar con el armario cápsula. Para mí fue hace años la revelación, el comienzo de una nueva época en la que la ropa dejó de ser un problema, y el cambio de armario, como te conté aquí, una cuestión de 20 minutos. ¿Te animas? Pues yo te cuento como. 




¿QUÉ ES UN ARMARIO CÁPSULA? 

Un armario cápsula es aquel que está compuesto por entre 33 y 37 piezas por temporada. 

Dentro de ese número de piezas están incluidas: partes de arriba, faldas, pantalones, vestidos, ropa de abrigo (jerseys, blazers y abrigos), y zapatos (por pares). A partir de ahora las llamaré “piezas incluidas”. 

No se incluyen: los accesorios y joyas, ropa de deporte, bañadores, pijamas, ropa interior, ropa de estar por casa, ropa celebraciones especiales (bodas, bautizos y comuniones, por ejemplo= 

Es decir el número de piezas incluidas nunca debe superar el 37, y de las no incluidas, cuanto menos, mejor. 

El armario cápsula se renueva aproximadamente cada tres meses, pero durante esos tres meses no puedes comprar nada. Y si te regalan algo que se incluye, debes sustituir una de las prendas que ya tienes en el armario (puedes guardarla para la siguiente temporada). Lo de renovar no es obligatorio (salvo por temas de temperatura, obviamente) pero si muy recomendable para evitar el aburrirte y sentir que siempre te pones lo mismo. 


¿POR QUÉ TENDRÍA QUE HACERME UN ARMARIO CÁPSULA? 

La razón fundamental es que te simplifica enormemente la vida. Se acabaron el “no tengo qué ponerme”, el “no tengo nada que pegue con esto, tengo que comprar algo nuevo”. Tus maletas serán más ligeras, y tardarás un suspiro en prepararlas. 

Además de tiempo. ahorrarás dinero, porque ahora te lo explicaré con más detalle, no vale comprarse cualquier cosa, has de seguir un protocolo.

Ocuparás menos espacio en el armario y será mucho más fácil mantenerlo ordenado. 

Crearás un estilo propio, adecuado a ti, a tus gustos, a tus necesidades.




PASOS PARA CREAR UN ARMARIO CÁPSULA 


1. AVERIGUA TUS CONTEXTOS 

¿Qué es eso? Todos tenemos tres contextos: trabajo (ropa formal), ocio (ropa casual), y eventos (ropa elegante). 

Piensa cual es tu contexto más habitual, porque de tus 37 piezas tendrás que asignar una mayoría que encaje en ese contexto. Es decir, si de 7 días, 5 has de vestir ropa formal, el 60% de tus prendas incluidas han de ser de ese tipo, a lo mejor el 30% casual y el 10% elegante. Todo depende de cómo transcurra tu semana. 

Para que te hagas una idea el 60% de 37 piezas son 22 piezas formales, 11 casuales y 3.7 elegantes. 3 o 4 pares de zapatos son más que suficientes. 


2. ELIGE TU GAMA DE COLORES. 

Vamos a partir de un color base que puede ser o bien negro o bien azul marino. Escoge uno de los dos. Si no te gusta ninguno, tienes la alternativa del marrón pero se recomienda uno de los dos primeros. 

Las prendas básicas de fondo de armario (camisa clásica, camiseta manga corta, camiseta manga larga, jersey de punto, falda lisa, pantalón 5 bolsillos, pantalón de corte clásico, etc.) han de ser de cualquiera de los siguientes colores sólidos: negro, blanco, gris, azul claro y beige. 


Puedes escoger 1 o 2 colores que te vayan bien a la cara, con los que te sientas a gusto dentro del resto de la paleta de colores. Yo por ejemplo escojo siempre el rojo. 



En cuanto a los estampados, siempre que el motivo principal encaje con la gama de colores elegida, perfecto. En cualquier caso, existe una serie de estampados clásicos que todo armario debería tener, siempre que te queden bien: rayas marineras y tipo tweed. 


3. EMPIEZA POR LO QUE YA TIENES. 

Vacía el armario y ve clasificando la ropa que te encanta, la que te gusta pero tienes problemas para combinarla, la que ya no quieres. 



Con la que te encanta y la que te gusta, haz una segunda criba siguiendo los siguientes requisitos: 

- CONTEXTO: han de encajar en el tanto por ciento asignados a los tres contextos. De nada te sirve tener 15 camisetas blancas, negras y grises, si luego no puedes llevarlas a trabajar. Da prioridad a las prendas multiuso, esas que dependiendo de con qué las combines, te resuelven un look arreglado para ir a trabajar, al cine, o a una cena con amigos. 

- PALETA DE COLORES: No te salgas del guion. Efectivamente si te encanta un vestido ideal rosa, y una camisa amarilla que te pones mucho, déjalos, pero si tu armario es un arcoíris es complicado que luego puedas combinar hasta el infinito las 37 prendas. Recuerda que el fondo de armario ha de ser: negro, blanco, gris, azul claro y beige. 

- 3 x 1. Es decir, 3 prendas de arriba por cada 1 de abajo. 

Si tienes más de 37 piezas que cumplen con el requisito de colores y multiuso, guárdalas para la siguiente temporada. Será como volver a estrenar, pero sin comprar. 


4. A LA HORA DE COMPRAR. 

Recuerda que en tu armario solo puedes tener 37 piezas incluidas, es decir, que si compras una o te regalan, has de sacar otra. 

Cuando tengas la prenda en la mano responde a estas preguntas

- ¿Puedo combinarla con mínimo otras 3 prendas de mi armario? Si no puedes, no te interesa llevártela. Si tu respuesta es afirmativa, continua. 

- ¿Cuántos modelos completos, de pies a cabeza (zapatos, parte de abajo o de arriba, chaqueta o jersey), incluyendo accesorios que ya tengo, puedo crear con esta prenda? Si son más de tres, pasa a la siguiente pregunta. 

- ¿Encaja con mi estilo personal? ¿Voy a sentirme a gusto llevando esos looks con esta prenda en mi contexto principal? 

- ¿Me queda bien? ¿No me hace gorda? ¿Delgada? ¿Bajita? ¿Altona? ¿Deslabazada? ¿Se me pega demasiado? ¿Es cómoda para moverse? 

- ¿A qué pieza de mi armario va a sustituir? 


Si consigues superar las 5 preguntas, ¡cómprala! Vete tranquila a casa con ella. 



Siguiendo estos 4 pasos, podrás tener un armario cápsula profesional y ya verás como te cambia la vida. 

Si además buscas inspiración de looks, e ideas nuevas para formar conjuntos con la ropa básica te animo a que sigas mi tablero de Pinterest MODA. Lo renuevo constantemente en busca de ideas para mi, así que estoy segura de que te será super útil. Pero no sólo hay moda, también tengo tableros con trucos para la casa, para ser más productiva, recetas…te espero en mi cuenta que comparto con La Merienda a las 5

¿Qué te ha parecido el post? ¿Conocías ya lo que es un armario cápsula? ¿Ya lo tienes? ¿Qué tal te va? ¡Cuéntanos tu experiencia! 

Y si esta entrada te ha gustado, te agradezco muchísimo si la compartes, seguro que le haces un favor a alguien que busca una solución a esas mañanas odiosas delante del espejo sin saber qué ponerse pero con un armario lleno. 

Comentarios

  1. El post no me ha gustado....me ha encantado Quiero quiero y quiero hacerlo. Tengo.una pregunta...¿Por qué 37 de maximo???

    ResponderEliminar
  2. Hola Esther, me ha encantado el post, pero la verdad es que me gustaría ver cómo lo has hecho tú, porque me resulta difícil ver cómo llevarlo a la práctica. Ahí lo dejo, como idea para un post ;) muchas gracias! Maria.

    ResponderEliminar
  3. Hola Esther, me ha encantado este post y lo pondré en práctica el finde. Ya me toca hacer el cambio de armario. Hoy aquí en Tenerife ha caído una tormenta espectacular. Cuando lo haga te comparto alguna fotito en mi Insta. Me encantan tus posts. A ver si retomo el reto de la foto a la semana que lo he tenido abandonado. Besos guapa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares