Cómo guardar la vajilla


Me encantan las vajillas. Es más siento pasión por las vajillas. Y además soy muy afortunada y puedo disfrutar de las vajillas de mi abuela, que a su vez fueron de su madre, de su abuela…

Y aunque a diario usamos una vajilla de más trote, aunque tiene también ya bastantes años, me encanta usar las otras cuando organizo comidas, cenas o meriendas en casa. Ir variando, a veces mezclarlas y otras juntar piezas antiguas con modernas que compro para la ocasión.

Pero todo esto por un lado ocupa espacio, y por otro, al ser una herencia familiar, hay una responsabilidad grande para cuidarlas y pasarla impecable a la siguiente generación. 

Así que hoy, a raíz de la pregunta que me hizo María, una lectora del blog, tras la primera newsletter y de las distintas preguntas que me habéis hecho a raíz de mi stories en Instagram y del post de los 20 trucos para recoger después de una fiesta, os traigo 10 cosas que puedes hacer para mantener tu vajilla perfecta.

Estos trucos los he aprendido de mi abuela. Quien logró que yo pudiera disfrutar de las vajillas de sus abuelos de 1800 en un país distintos y sobreviviendo a dos guerras mundiales. Ella era sumamente cuidadosa con estas cosas, y el día que abrí el famoso armario de las vajillas, una vez que había muerto y me trasladé a vivir a su casa, me las encontré tal y como te cuento en los siguientes trucos: ¡Comencemos!


1.- Escoge para guardarlas un lugar de poco tráfico. Una vitrina, un altillo accesible, o un armario específico. De este modo, estará alejada del día a día, de que se apilen cosas encima que no corresponden o que sin querer se lleven un golpe.

2.- Amortigua y evita golpes. Esto es lógico, pero ¿cómo? Usa platos de cartón de usar y tirar entre platos, toallas o servilletas de papel (del que es un poco más duro y que puedes encontrar en Ikea, Casa…) o usar trozos de fieltro como estos.


3.- Evita apilar más de 15 platos, y siempre organiza por tamaño: abajo los llanos, encima los soperos y arriba del todo los de postre.

4.- Deja espacio entre las pilas para evitar pequeños choques que aunque parezcan tontos son de los más peligrosos.

5.- Jamás empujes las pilas, eso provoca que las piezas más frágiles puedan romperse fácilmente. Es mejor levantar y desplazar.

6.- Si una pieza ha sido reparada, colócala siempre en la parte superior de la pila.

7.- Si una vajilla no la vas a utilizar en mucho tiempo, envuelve las piezas con papel seda y el conjunto dentro de una bolsa de plástico. Puedes usar las típicas fundas de plástico transparente de tintorería o bien hacerte con una funda específica como estas que son super prácticas, además de monas. 


8.- Las tazas es mejor colgarlas por el asa, si no es posible, ponlas siempre boca arriba y nunca sobrepongas más de dos. 

9.- Haz una lista con todas las piezas que tiene tu vajilla. De ese modo a la hora de planear una mesa especial, sabrás con cuantos servicios tienes. 

10.- Si tienes que mudarte, es mejor que hagas varias cajas para las vajillas y no metas más de 5 piezas en cada una. Cuanto más grandes las piezas, menos metas en una caja. Forra la parte de abajo con mucha burbuja o con una toalla grande doblada. Envuelve cada pieza en burbuja y entre medias coloca papel de periódico hecho bolas para que amortigüe los golpes. 

Espero que estos trucos os sean útiles. ¿Tu haces algo especial para guardar la vajilla que no es de diario?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares