Cuadernos y Agendas para el 2018


Una de las cosas que más ilusión me hace del año nuevo es el comenzar nueva agenda, nuevos cuadernos. 

Esta época, te permite “reiniciar”, plantearte nuevos retos, cambios, y nuevas ilusiones. Cada año, dedico las dos últimas semanas ha planear mi siguiente año. Hago un pequeño balance de lo que más me ha gustado del año que dejo, lo que menos, lo que me gustaría mejorar o lo que no quiero repetir. Me propongo nuevos objetivos, y metas para todos los ámbitos de mi vida: personal, laboral, familiar y social. 

Lo pasado me gusta dejarlo escrito en los cuadernos usados durante el año, pero los objetivos me gusta escribirlos en un cuaderno nuevo. 



Generalmente a lo largo del curso cuento con: 

- Una agenda para el trabajo

- Una agenda personal

- Un cuaderno para todo lo relacionado con los blogs

- Un cuaderno para casa donde apunto los menús, listas de la compra, proyectos, etc.

- Un cuaderno para las cosas del cole (el que me llevo a las reuniones, tutorías, etc.)

- Un cuaderno de agradecimiento

- Un cuaderno de recetas

Los cuadernos que uso son de lo más variado, pero por norma general son con hojas en blanco. No me gusta nada los pautados, sobre todo si son con rayas. Debo tener un trauma juvenil con ese tipo de hoja. 

Suelo tender a comprar los Moleskine negro (de tamaños mediano y pequeño y de tapa blanda), pero como tengo cierta adicción suele caer cualquiera que encuentre bonito porque siempre termino encontrándoles una utilidad. Eso si, siempre que sean de hoja sin pautar.

La verdad es que el tema de mis cuadernos da para otro post, porque jamás creo tener suficientes.



En cuanto a las agendas, este año he tenido, como siempre una agenda exclusivamente para el trabajo en la que apunto cada día las cosas para hacer de cada proyecto, y que a largo del día voy tachando. Antes de marcharme a casa me gusta apuntar las cosas que quedan pendientes para el día siguiente. En este caso llevo usando desde hace años la que regala la empresa. 

Para los temas personales, al principio del año opté por hacer una especie de diario (bullet journal) pero no funcionó, se me olvidaba actualizarlo y había semanas que me daba una pereza horrible ponerme a decorar aquello. Se me empezaron a olvidar cosas importantes…así que el último semestre del año he hecho un experimento y para las citas y eventos personales y de los niños he usado la agenda del móvil por eso de que me avisa con cierto tiempo para que no se me pase nada.

La verdad es que funciona sobre todo como recordatorio, pero echo de menos una agenda donde cada día, como hago con la del trabajo, apuntar todo lo que tengo que hacer o preparar para el día siguiente. Así que en el 2018 volveré a tener una agenda personal para este tipo de cosas. 

Yo que soy de mucho apuntar me gustan las agendas con página día, me es fundamental contar con espacio suficiente para escribir listas y donde grapar cosas (citas médicas, dibujos de los niños, tickets de algo que he comprado, fotos, etc…) y en las que vienen varios días en una hoja es imposible. 

Esto último, lo de grapar, lo hago porque me sirve también para recordar cuando hice algo concreto. Parece una chorrada, pero este año lo echo de menos para hacer mi balance y eso refuerza mi intención de hacerme con una agenda física. 



¿Cómo uso la agenda de papel? 

1. La trato de llevar casi siempre conmigo (si es personal) o la tengo a mano encima de mi mesa de trabajo. 

2. Utilizo en calendario mensual que suele haber al principio para apuntar cumpleaños, y eventos que sé con antelación. Así de un vistazo los veo todos.

3. Escribo las citas y tareas lo antes posible para que no se me olviden.

4. Reviso la agenda al comenzar el día y apunto cualquier novedad.

5. Al final del día repaso y apunto lo que tengo pensado hacer al día siguiente.

6. Apunto todo lo que se me ocurre que tengo que hacer por categorías y cada categoría de un color.

7. Dejo siempre huecos entre las tareas para las novedades que surjan.

8. Uso bolígrafos de colores según las tareas. Te puedes poner al principio un post-it con la chuleta que identifica cada color hasta que no tengas duda.

9. Pongo pos-itpara las cosas muy importantes, o si no me cabe en la hoja. También me gusta apuntarme mis propósitos, o los objetivos que me he puesto para esa semana…

10. Tacho las tareas hechas. 

Como la agenda te va a acompañar durante un año, es importante que escojas una que se adecue a ti y a tus circunstancias, pero también que sea bonita. En el mercado hay miles, pero para mi es complicado que cumpla con todos los requisitos. Hay quien le gusta de anillas para poder doblar bien las hojas, otros las prefieren sin ellas. Los hay que les gusta que incluyan frases, otros que sean de semana a la vista, unos de sobremesa, otros para que quepa en el más pequeño de los bolsos. De tapa dura, de plástico, con dibujos, sencillas…







Así que te recomiendo que si puedes, te hagas una a medida, y para eso, con los ojos cerrados, siempre digo que es a María José de Seda y Papel a quien debes encargársela. De hecho todas las fotos del post son de sus cuadernos y agendas

Si me sigues desde La Merienda a las 5 ya la conoces porque la nombré en muchas ocasiones, pero es que hace verdaderas maravillas, y no solo agendas o cuadernos, sino también álbumes, cajas, etc… todo hecho a mano, personalizado hasta no sabes cómo, y mimando al detalle cada pieza. Por eso cuando me plantee este post, le pedí sin dudarlo que me mandara fotos de sus productos para ilustrarlo. 

Si quieres saber más sobre ella, sobre el proceso para hacerte una agenda…te recomiendo que leas este post que publiqué hace unos años, sobre Seda y Papel.

Puedes contactar con ella a través de su correo electrónico:  sedaypapel@gmail.com  y de su cuenta de Instagram: @sedaypapel . No tarda nada en atenderte!!!!

Ahora, para finalizar, te animo a que hagas tu también tu balance del año. Que recopiles todo lo que te ha gustado del año que se va y planees el año que entra. Que te hagas con una agenda, un cuaderno 

El lunes, día de Navidad no habrá post, pero en tu correo recibirás un regalo si estás suscrito al blog (a la newsletter), que te ayudará con ese balance y sobre todo a plantearte tus objetivos para el 2018. 

El jueves volveré por aquí con otro artículo, y en La Merienda a las 5, ya sabes que hay post todos los miércoles. ¡Te espero!


Un beso,

Comentarios

  1. Soy una absoluta apasionada de todo lo que tiene que ver con papelería, organización, productividad, etc por lo que comparto contigo la ilusión de elegir y empezar agenda a principios de año. También me encantan todos los posts y artículos en los que se dan ideas sobre cómo hacer balance y propósitos de nuevo año. Aunque muchas veces parte de ellos se queden en "propósitos no cumplidos " el hecho de reflexionar sobre ello me ilusiona. A mí , tras muchas pruebas, lo que al final mejor me funciona es una agenda para todo , porque a veces se me solapan en horario temas de trabajo con profesionales, por lo que me tranquiliza ver de un vistazo todos los compromisos, reuniones, etc. Coincido contigo en que es difícil encontrar una agenda totalmente adaptada a mis necesidades, así que igual para el proximo año me planteo contactar con Seda y Papel! Gracias por tus posts!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares