¿ERES MULTIPOTENCIAL?

Hace un año descubrí que era multipotencial y me cambió la vida

Porque hasta entonces sufría pensando que era una persona que jamás acababa lo que empezaba. Mi propia familia se encargaba de recordármelo siempre, así que al final eso cala, y tú misma te enfrentas a las cosas nuevas sabiendo que te cansarás en algún momento y forzarás el cambio, o abandonarás. Sin embargo, te das cuenta de que no puedes evitar encontrar una nueva pasión, darlo todo, y luego, perder el interés. 

Pero un buen día cayó en mis manos un fragmento de un libro en el que describía a una persona multipotencial, y me vi tan reflejada que podría haber estado hablando de mi, de mi mesilla de noche, de mi casa, de mi ordenador o mi móvil. Esa era yo de principio a fin. El final del fragmento decía: Enhorabuena, eres una persona multipotencial y no es malo, sólo tienes que saber como gestionarlo

Y en ese momento sentí un enorme alivio. No te puedes imaginar cuanto. Me acuerdo de que corrí a contárselo a mi marido, a mis hijos, como cuando recibes una noticia fantástica que llevabas esperando media vida. 


CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA MULTIPOTENCIAL.
¿Cómo somos los multipotenciales? 

- Sentimos una curiosidad e inquietud constante por las cosas más variopintas. De repente te apasiona la cocina, y luego el punto, después la guitarra, y más tarde necesitas saber todo sobre vinos. 

- Aprendemos rápido pero no nos especializamos nunca. Nos encanta aprender, y aprendemos fácilmente a hacer prácticamente cualquier cosa, pero no nos llama la atención ser los mejores en una materia, o especializarnos en ella, para esa fase ya estamos aburridos. Es como una especie de glotonería sólo por aprender. 

- Nos aburrimos en cuanto no sentimos la adrenalina del aprendizaje y la novedad. Necesitamos constantemente nuevos estímulos.


- Tenemos facilidad para encontrar sincronicidades, puntos comunes, entre cosas o actividades aparentemente inconexas. A ojos de los demás parecemos pollos sin cabeza yendo de una actividad a otra, pero nosotros vemos que son complementarias de algún modo, que tienen una conexión. Nos es más fácil que a los demás encontrar conexiones entre las ideas que hemos aprendido. 


- Tenemos pensamiento divergente y creativo. Es decir, nuestra mente tiende a desarrollar ideas nuevas constantemente, a conectar esas ideas a otras, encontrar varias soluciones a un problema. Esto, en un sistema educativo que tiene al pensamiento convergente, es decir, se expone un problema y se enseña unas reglas que has de seguir para alcanzar la única solución, es a veces, una faena. Para el trabajo, sin embargo, a pesar de estar en una sociedad que premia la especialización, es un plus, pues eres la típica persona polivalente. 


- Nos adaptamos fácilmente a los cambios. De hecho, nos encantan. Los buscamos, los forzamos. Los necesitamos, para saciar la necesidad de estímulos nuevos. 


- Nos gustaría tener una vida que nos permitiera tener muchas vidas distintas. Nos atrae e inspira la gente que se reinventa. 


- Cada 2 o 3 años sufrimos una “crisis”. Aparece el aburrimiento en nuestra vida, que nos hace plantearnos por qué estamos en ese sitio, haciendo lo que hacemos, y desencadena en un desánimo crónico que nos lleva a cambiar de nuevo. 


- Nos cuesta priorizar. Sentimos que muchas cosas son igual de importantes. 


Estas serían, las principales características de una persona multipotencial, ¿te sientes identificada? Espero haberte dado una buena noticia. Y que nunca más te sientas que eres un fracaso por perder el interés en aquellas clases de costura a las que te apuntaste, o por todos aquellos libros sobre plantas que te compraste, o por no volver a tocar una raqueta de tenis después de haber dado clases durante un par de años. Pero que tampoco te sientas culpable si tienes tres libros a la vez en la mesilla, cinco proyectos en marcha en casa o un par de manualidades sin acabar. 


La clave está en asumir nuestro potencial para aprender y para adaptarnos al cambio, y aprender a ser muy productivos para aprovechar los picos de atención y concentración antes de que surja el aburrimiento por esa actividad. Y sobre todo poner en práctica trucos para acabar lo que empezamos como los que he compartido ayer en mi cuenta de Instagram. 

Un abrazo

Comentarios

  1. Casi me pongo a llorar mientras te leía, creía que era un bicho raro y mira tú por donde descubro que soy multipotencial. Muchísimas gracias por poner más luz en mi vida.
    Estoy deseando poder hacer tus cursos en octubre.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares