YO ME QUEDO EN CASA



Desde hace semanas buscaba, y no encontraba, el momento idóneo para ponerme a escribir. Y mira tu por dónde la vida nos pone en esta situación. #Yomequedoencasa. Todos confinados en nuestro hogares. Ahora tengo el momento. De hecho tengo mucho tiempo, tanto que hasta me agobio. ¿Seré tonta?

El por qué es sencillo, nunca había tenido todo el tiempo del mundo para hacer lo que quisiera. Y se me ocurren tantas cosas que no sé ni por dónde empezar: leer, cocinar, terminar todas esas costuras que tengo a medias (unos cojines, unas cortinas, unas bolsas para los zapatos), ordenar los armarios de casa, jugar con mis hijos, aprender a pintar con acuarela, escribir esa novela que me ronda desde hace más de dos décadas, poner al día los blogs... ese "no sé ni por donde empezar" es el que me agobia.

Ayer fue mi primer día oficial en casa. Sin teletrabajo, puesto que mi trabajo es muy limitado si no tengo la obra de arte delante, con tres niños que se apañan bastante bien con los deberes que les mandan desde el cole y un marido que ya lleva en casa diez días, que se ha creado sus propias rutinas y además me tiene la casa como los chorros del oro. Una vez más, una afortunada

La verdad es que tuve la sensación de estar a caballo entre un sábado cualquiera y un comienzo de vacaciones, cierto espíritu de cuenta atrás, como si el tiempo corriera en mi contra y tuviera que aprovecharlo como si no hubiera un mañana. Pero es que nadie nos ha preparado para esta situación, para esta incertidumbre. 

Al acabar el día me dije a mi misma que ese no era el camino. Que al igual que mis hijos y mi marido tienen definido un tiempo para trabajar, un rato de ejercicio, un rato para jugar y holgazanear, yo también iba a necesitar lo mismo.

Así que esta mañana, día dos de confinamiento, me he levantado temprano, he meditado como cada mañana con la aplicación que tengo en el móvil y que me ayuda a comenzar centrada, he hecho ejercicio mientras todos dormían, me he duchado y arreglado como si fuera a salir a la calle. Después ya me he acoplado al ritmo de esta casa. Y mientras estudian aquí estoy dándole a la tecla. Recuperando ese tiempo que tanto ansiaba. Una vez mas, una afortunada. 

Ayer me pasé, y me imagino que como otra mucha gente, enganchada al móvil unas diez horas, digno de una auténtica adicta. No sé cuantas compras ficticias hice, cuántos carritos llené y luego eliminé. Y hablando de adicciones, tuve la imperiosa necesidad de comprar libros, pero ese fue otro carrito que eliminé. 

Más que nada porque tengo una pila de libros por leer que se tiene que alargar mucho la cuarentena para que llegue a terminarla. Entiendo que algunos acumulan papel higiénico y yo, libros: por si las moscas. 

Pero he controlado mis impulsos y he decidido acabar con todos los libros que tengo pendientes, físicos y electrónicos, antes de comprar uno nuevo. A ver si soy capaz. Que se preparen mis seguidores de La Merienda a las 5 porque voy a tener reseñas para aburrir. 

Obviamente el objetivo dos es no pasarme pegada al móvil el tiempo que no esté leyendo o con los quehaceres propios de madre de familia numerosa encerrada en casa. Dosificar el uso por el bien de todos, el mío y el de mis hijos. Porque menudo ejemplo. 

Así que me voy a obligar a cumplir, entre otras cosas, con mis obligaciones blogueriles y ahora que todos tenemos más tiempo para leer, pasarme más frecuentemente por aquí. No me atrevo a decir cuánto, pero seguro que es más de lo habitual. Porque quizá ahora, más que nunca, necesites de mi, de lo que me sirve, de lo que no, de lo que me ayuda a mantener el equilibro en esta situación un tanto distópica en la que nos encontramos, pero que tiene que servirnos de algún modo a sentirnos muy afortunados. 

Bienvenidos a mi #yomequedoencasa. 



Comentarios

  1. Me alegro de tu vuelta Esther, yo con 2 niños pequeños y teletrabajo apenas tengo tiempo de hacer aquello pendiente o que me gustaría , no obstante también me ha dado por llenar algún que otro carrito y ayer cayeron unos libros ;-) Esto de estar en casa con las tiendas on Line tan cerca es una tentación!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares