CONVIERTE LA GRATITUD EN TU MAYOR ALIADA



¿Qué tal vais con el confinamiento? Por aquí una aún está en la fase de "¡estupendo! más tiempo para hacer cosas que me gustan...", no sé cuánto más me durará. Y aunque soy muy casera ,y además suelo sacarle el lado positivo a todo, nunca me había encontrado en una situación así. 

Al hilo de nuestro momentazo de las 20h cuando salimos a aplaudir desde nuestros balcones y ventanas a todos aquellos que están en primera línea de esta batalla, me vino a la mente qué importante es la gratitud.


Ahora más que nunca es cuando tenemos que hacer de la gratitud nuestra mayor aliada. Practicarla en el más amplio sentido de la palabra está confirmado que nos ayuda a mantener a raya la depresión, pero además refuerza nuestro sistema inmunitario, lo cual, con la que está cayendo, es algo a tener muy en cuenta. 

Recibí muchos mensajes tras los 31 días de Gratitud de Diciembre*. Realmente habíais notado la diferencia en vuestro día a día. Espero que ese nuevo espíritu que creció en vosotras se haya mantenido, o al menos, no haya desaparecido. Toca avivar las brasas, no dejar que el pesimismo nos gane la batalla. 

Hay esforzarse un poquito y volver a ello. Cada día por la mañana y por la noche: agradece. Agradece que sigues estando sana, agradece que tienes una casa donde estar refugiada, agradece que estás con los tuyos o si no, que los tuyos al menos están bien. Agradece que tienes de todo para entretenerte, que tienes comida, libros, que tienes internet, que hay mil aplicaciones para seguir viéndote con aquellos que no están contigo, que por fin tienes tiempo, para hacer ejercicio en 2m2, para aprender idiomas online. Que por fin tienes tiempo.

Si te es complicado, te recomiendo que hagas este ejercicio. Con los ojos cerrados, recuerda ese momento en el que te sentiste enormemente afortunada, feliz. Trasládate con la imaginación a ese sitio, a ese lugar, a ese momento exacto. Recuerda cómo te sentiste. Qué sensaciones te llenaron. Sonríe. 
¿Lo ves? Esa sensación es la que volverás a sentir cuando practiques de corazón la gratitud, y con eso, serás invencible. ¿Quien no quiere sentirse así? 

En el blog ya he hablado mil veces de lo buena, importante y maravillosa que es esta práctica, pero es que realmente es el paso número uno para estar equilibrados. Ni orden, ni dormir, lo primero, es practicar la gratitud. Y lo digo con conocimiento de causa. Hace que vibres de una manera distinta, y por tanto lleguen a ti cosas buenas, te sientas bien contigo misma y con los demás (y ya verás de paso, que bien vuelves a dormir). 

En fin, espero que me hagas caso, y que te pongas a ello ahora mismo, en este mismo momento, estés haciendo lo que estés haciendo. Ya me contarás. Por aquí seguiré acompañándote. Te espero.

*NOTA: Los 31 días de Gratitud se quedaron guardados en los destacados de mi perfil de Instagram, dentro de GRATITUD. Ahí puedes echar mano de ellos, para cuando te falte la inspiración para ser agradecida. 




Comentarios

  1. Muchisimas gracias a ti, porque al realizar el ejercicio me ha sacado la primera sonrisa del dia. Te la dedico a ti. GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ester. Me pongo a ello pero ya. Soy realmente una afortunada

    ResponderEliminar
  3. Yo practico a diario ésta recomendación, es curioso como al principio tienes que acordarte y luego sale solo. Me reconforta hacerlo, es como poner cada cosa en su sitio y luego a realizar el día, que siempre voy con espectativas de haber que pasa hoy?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, al principio puede costar un poco, especialmente si tu ánimo no acompaña, pero luego sale solo, simple, y como tu vida cambia, es aún más fácil. Un abrazo fuerte

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo. Yo la practico a diario por escrito en mi macroagenda. Es fundamental dar gracias , en estos momentos tan críticos , porque TODOS los días pasan cosas buenas, concretas No se trata de, como en los concursos de misses, agradecer la paz mundial y bla, bla, bla. Es agradecer ponerte en contacto de una vez con esa amiga que veías los años bisiestos, el aire tan limpio que respiramos, esos macarrones tan estupendos que me han salido.
    Es el momento de plantearnos voluntariado en serio cuando salgamos del confinamiento. Hay muchas organizaciones que lo necesitan, grandes y pequeñas. Desde Cruz Roja hasta hacer peucos para gente mayor o bebés de familias sin recursos.
    Mirad alrededor.: ¿Habéis viajado de manera cosciente a un país africano o , asiático ...? Cuando volví de la India me di cuenta de la maravilla de tener agua potable con sólo accionar un grifo, de disfrutar de esa maravillosa luz con el gesto de darle a un interruptor.
    DEMOS GRACIAS TODOS LOS DÍAS

    ResponderEliminar
  5. Hola Esther, yo intenté lo de la gratitud hace tiempo. escribiendolo en un cuaderno, pero acababa repitiendo todos los dias lo mismo, y a veces sin darle valor. quiero decir que decia: sí, que bien, estoy sana, viva y mi familia tb. pero tiene sentido dar gracias cada dia por lo mismo? hay algo que no estaba haciendo bien? quiza me faltaba la parte de meditacion. me podrias dar alguna indicacion? que app usas para meditar? esta cuarentena la estoy llevando regu, ya mejor pero he tenido unos dias raros (fue mi cumple tb el viernes..) pretendo focalizar para estar mas centrada..! gracias por tus posts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila, sinceramente yo he empezado a meditar mucho después de practicar la gratitud, no creo que dependan una de la otra, sino que pueden complementarse. Yo uso la meditación para calmarme, para respirar mejor, pero no para sentirme más agradecida. Eso es algo que se trabaja a parte. ¿Y qué si repites lo mismo todos los días? Yo también, y si no sientes que le estás dando valor, ¿por qué? ¿por qué no son importantes para ti? Todo lo contrario! Pero hay que creérselo, hacer el esfuerzo de sentir ese agradecimiento desde el corazón.

      ¿De verdad no hay nada por lo que realmente te sientas agradecida? ¿Que te sientas afortunada por tenerlo o vivirlo? En estos días creo que es fácil sentirse afortunado, por ejemplo levantarte en tu cama y no en la de un hospital. Respirar bien, estar sana, tener comida en la despensa y en la nevera... te animo a que lo retomes, usa para comenzar las frases que puedes encontrar en descargables, seguro que te sirven como apoyo.

      Y por supuesto, para lo que necesites, aquí me tienes!!! Un abrazo fuerte.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares