PLANIFICACION III - CUADERNOS Y PLANIFICADORES

A parte de la agenda, que ya vimos la semana pasada ¿qué otras herramientas son las más útiles para organizarte? Pues en este post vamos ver otras de las claves fundamentales para hacer que el tiempo te cunda como a una profesional. 



CUADERNOS, ALGO MÁS QUE UNA HERRAMIENTA. 

Que levante la mano quien no sienta siempre la necesidad de comprarse una libreta o cuaderno, bonito e ideal o incluso de espiral y cuadrícula, cuando entra en la zona de papelería de cualquier establecimiento. Yo al menos, y se de muchas, tengo una debilidad absoluta, y al igual que Carrie Bradshaw nunca tenía suficientes zapatos de tacón, yo soy más práctica y nunca tengo suficientes cuadernos. 

Pero te digo una cosa, nunca los dejo sin usar, siempre “les asigno una misión”. A lo mejor no ese mismo día, pero si al poco de tenerlos encima de mi mesa escritorio. 

En mi bolso, en vez de una agenda, encontrarás una libreta, pequeña. A veces no la abro en semanas, y la paso de bolso en bolso. Pero la llevo conmigo porque tal como te comentaba en el post anterior, llega momentos del día que tengo la necesidad de volcar sobre el papel (y que no un trozo de servilleta), algo que me ronda la mente. 

LIBRETA DE SEDA & PAPEL

Puede ser una preocupación, puede ser una idea para los blogs, o para casa, para hacer con los niños…, puede ser una frase que haya leído en alguna parte, o quizá un lugar por el que haya pasado por delante y quiera volver con más tiempo. Saco mi libreta, mi boli o pluma, anoto, y continúo. 

Para trabajar también siempre cuento con un cuaderno a mano encima de la mesa. Ahí apunto mensajes, llamadas, anoto datos, hago esquemas, dibujo garabatos… otros usan post-its, yo uso mi cuaderno de trabajo. Porque un trozo de papel se puede traspapelar, te lo pueden tirar sin darse cuenta, o salir volando. Un cuaderno es mucho más difícil, y en un momento dado puedes consultar anotaciones de meses atrás. 

Otro de mis cuadernos más útiles y que más llamó vuestra atención, por cierto, fue mi cuaderno de los niños. Si eres madre debes tener uno si o si. Para mi es mi salvación en muchos casos. ¿Por qué? Porque a él acudirás siempre que tu niño se ponga malito con síntomas similares a los que tuvo él o alguno de sus hermanos una vez y no puedas acudir inmediatamente al médico, porque tendrás apuntado las pautas que te dieron con el mayor para mejorar su ortografía, o su autoestima y aplicarlo con otro de tus hijos mientras tanto. Porque podrás echar un vistazo a lo que te comentó el tutor de tu hijo sobre él hace unos años, porque tendrás por escrito las cosas que os dijeron que iban a hacer durante el curso en la reunión de septiembre. 

Como ves, imprescindible para tener a mano todo lo referente con la educación y salud de tus hijos en un mismo lugar al que acudir en un momento dado y salir del paso. 

CUADERNOS DE SEDA Y PAPEL

Otro de los cuadernos que más uso y me ahorra mucho tiempo, es el cuaderno de casa. En él anoto los menús, lo cual es muy útil para la semana que no estás inspirada o para esas épocas en las que no cuentas con mucho tiempo para planificar. Tiras de archivo y listo. 

Además, en él anoto las distintas listas de la compra y cosas relativas a la casa. Listas de tareas de limpieza que quiero acometer en un determinado momento, listas con pequeños arreglos pendientes, teléfono del fontanero que nos gustó, o del tapicero que me ha recomendado una amiga. Cuando llegue el momento de necesitar sus servicios sé perfectamente donde tengo su contacto. 

Estos, son sin dudas los cuatro cuadernos que me facilitan la vida, me sacan de más de un apuro y me ayudan a que un imprevisto no se convierta en un problema mayor. Por eso recomiendo siempre siempre tenerlos en tu vida. 

En líneas generales, te recomiendo que tengas como un cuaderno para cada una de las áreas más fundamentales de tu vida: casa, trabajo, familia. 

Si quieres saber cuáles son mis cuadernos fundamentales y para qué los uso, no te pierdas el post sobre Mis 10 cuadernos indispensables. 

Pero continuemos… 

PLANNERS O PLANIFICADORES 

¿A qué me refieron con planner? A esas hojas, sueltas o agrupadas en un cuaderno, que te ayudan a planificarte el mes o la semana. 

Para mí, al igual que los cuadernos y la agenda, son imprescindibles sobre todo a la hora de planificar lo que quiero hacer, mis objetivos a medio y corto plazo que es de lo que se trata, ¿no? 

Uso varios: 

1.- Planificador mensual 

2.- Planificador semanal 

3.- Planificador de proyectos 



El planificador mensual, es sin duda una herramienta básica y un utilísimo apoyo a la hora de trabajar con la agenda. Como ya te conté en este post sobre 10 cosas para hacer a principios de cada mes, es muy importante que cuando inaugures mes te guardes un rato para ti, para planificar y organizar las cuatro o cinco semanas siguientes. 

Yo uso planificadores mensuales propios, y tengo 2: uno para cosas personales (en el que incluyo familia y casa) y otro para los blogs, a modo de calendario editorial. 

Es una forma fantástica para ver de golpe el mes, lo que tienes en él, festivos, cumpleaños, citas médicas…pero a diferencia de un calendario normal y corriente, tienes el suficiente espacio para anotar cosas. 

Hoy en día venden calendarios anuales, con hojas bastante grandes donde poder anotar cada día. Sin embargo, a mí me gustan sueltos y de tamaño folio, porque los puedo grapar o pegar en la agenda a principio de cada mes. Ya que las agendas, normalmente tienes unos muy chiquitos al principio y para que sea realmente útil necesitas algo más grande y a mano. 

El planificador semanal, lo uso principalmente de cara al trabajo, blogs y estudios. El domingo por la noche o el lunes a primerísima hora me siento delante de la hoja en blanco, con un lápiz y goma, anoto las fechas límite de todo lo que quiero o tengo que sacar adelante en esta semana. Temas a estudiar, partes del proyecto a completar, o tareas previas a la publicación del post (comprar ingredientes, hacer fotos, escribir texto, links, editar, maquetar, programar…). 

Y si has leído el post anterior sobre cómo usar la agenda, te estarás preguntando ¿y para qué lo haces aquí, si en la agenda lo vas a hacer también? 

Pues porque de esta manera logro una visión más general y con cierta distancia de la semana. Puedo escribir, borrar, y cambiar hasta que encajen todas las piezas del puzle. Luego anotas en la agenda y listo. 

A continuación te dejo el enlace para que puedas descargarte mi planificador que puedes usar tanto para organizarte el mes (sólo tienes que poner el número de día), como semanal (con espacio para las 5 tareas principales de cada día). Sólo tienes que pinchar en la foto.



En cuanto al tercer planner, el de proyectos, lo uso esencialmente en aspectos laborales. 

En general casi todos los trabajos pasan por distintas fases: preparación, desarrollo, revisión, entrega. Si tienes varios entre manos, te será muy útil tenerlo delante para organízate y saber en qué estado está cada uno de ellos, especialmente útil para evitar que alguno se te esté quedando rezagado. 

Cuanto más a la vista lo tengas, mejor. Hay quien se pone un post-it de un color por proyecto y lo va haciendo avanzar, yo voy tachando las casillas según supero cada fase. Al finalizar cada jornada, y antes de anotar las tareas del día siguiente en la agenda, chequeo el planificador y así sé dónde tengo que centrarme más al día siguiente. 

¿Qué te ahorras con esto? Te ahorras prisas de última hora, te ahorras enrollarte con algo y olvidarte del resto… en fin te ahorras crisis de trabajo, estrés, y perder el tiempo. 

Y con estas recomendaciones acabamos con el post sobre cuadernos y planners, tercera parte de la serie de planificación. 

Y ahora te toca a ti. Venga, cuéntame cómo te organizas, ¿usas agenda, cuadernos y planners? Si no lo haces, ¿te ha animado a hacerlo este post? 

Ya sabes que si ha sido así, te agradezco muchísimo que por favor, lo compartas. Cuanto más lejos llegue, y más gente lo lea a mi me ayudas un montón a que pueda seguir manteniendo vivo el blog. 

Y atento todo el mundo que el jueves será la cuarta y última entrega de la serie, y nos metemos de lleno en el siglo XXI y la tecnología con mis aplicaciones favoritas para gestionar el tiempo. 

¡¡Nos vemos!!

Comentarios

Entradas populares