10 IDEAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD


¿Quieres sacar el máximo provecho a tu tiempo? ¿Quieres sentir al final del día que lograste todo lo que te propusiste? La clave está en la productividad. 


Tal y como te decía en la Newsletter de ayer domingo, estas primeras semanas de primavera provocan a veces un trastorno transitorio llamado astenia primaveral. Suele durar entre 2 y 3 semanas y desaparece tal y como vino, pero para los que lo padecemos es complicado cuando además se junta con un pico de trabajo. ¡Es como si todo nos costara el doble! Por eso, para evitar la frustración y aprovechar mejor el tiempo es importante trabajar de la mejor forma posible. 

Hace un par de meses compartía por aquí el post  Cómo ser más productiva con las claves de la productividad. Sin embargo, con esto de la astenia, ¿qué te parecen unos tips extras que te ayuden a mantenerte productiva? ¡Allá van!

1.- COMIENZA EL DÍA USANDO TUS FAVORITOS. Trata de empezar la jornada con buen pie. Para ello es muy útil comenzar usando tu champú especial, un gel de ducha con un olor que te encante, usar esa taza que te provoca buenas vibraciones, un desayuno bien puesto… 

2.- AGRADECE Y VISUALIZA. Para mí son dos básicos innegociables. Escribe en tu cuaderno todo por lo que estás agradecida en esta vida y visualiza todo aquello que deseas obtener hoy y en el futuro con todo lujo de detalles. ¿Te interesa el tema? Te dejo el link a los post que les he dedicado a ambos temas. Solo tienes que pinchar en las fotos.






3.- VISTETE PARA EL ÉXITO. Esmérate. Trata de vestirte como si fueras a cerrar el trato de tu vida, o para una entrevista para el trabajo de tus sueños. Nada de ponerse “cualquier cosa”. 

4.- TRATA DE MANTENERTE POSITIVA. El punto 2 ayuda muchísimo a mantener ese espíritu que te ayudará a enfrentarte a la jornada con la energía necesaria, pero trata de buscar durante el día el lado positivo de todas las cosas. Es un ejercicio muy útil. Al principio puede que cueste, pero como todo, si lo conviertes en un hábito, te harás un enorme favor. 

5.- AGRUPA TAREAS. Una de las maneras de trabajar más eficazmente es agrupar las tareas del mismo tipo (aunque pertenezcan a proyectos distintos) porque facilitas la concentración y mecanizar tu trabajo. Recuerda que el Time Blocking es super útil para esto

6.- HAZ LO DIFÍCIL PRIMERO. Haz aquello que sepas que hasta que no lo hagas lo vas a tener ahí en la cabeza martilleándote y no te va a dejar tranquila. Luego realiza lo que sepas que te va a costar más. Deja para el final aquellas tareas que te gustan, con las que disfrutas, o que simplemente sabes que te llevarán muy poco tiempo. 

7.- CAMBIA DE ESCENARIO. Si puedes hacer tu trabajo desde distintos lugares, hazlo. Si para realizar tu trabajo sólo necesitas un portátil y tu móvil ¿qué te obliga a estar sentado siempre en el mismo lugar? Ve a la biblioteca, a un café… cambiar de sitio, especialmente cuando te encuentras estancada, ayuda a volver a motivarse. 

8.- HAZTE CON UNA PLAYLIST MOTIVADORA. Desde que Spotify entró en mi vida, soy otra (jajajaja). Fuera de bromas, la oportunidad que da de tener listas de todo tipo y para cualquier situación o estado de ánimo, me parece lo más. Si estás decaída, si necesitas un chute de energía para acabar algo que se te enquista, si necesitas la máxima concentración… 

9.- BUSCATE UN COPILOTO. Busca alguien con quien aliarte en momentos de mucho trabajo. Alguien que te motive, te anime, y a quien tu motivar o animar. Un compañero en el camino que sepas que puede tirar de ti cuando lo necesites. 

10.- DESCONECTA. Las jornadas no pueden ser infinitas. El ser humano necesita descansar, reponerse. Oblígate a cuando lleves como mucho 10 horas de trabajo intensivo a como digo yo “cerrar el chiringuito”. Pero cerrar de verdad. Es decir, el trabajo se queda en el ordenador, encima de la mesa, y tu te dedicas a hacer algo que te guste (estar con tu familia, ir de compras, salir a correr por el parque, tomarte algo con los amigos…) y que te haga desconectar y descansar. 

Espero que estas 10 ideas extras te ayuden a lograr la productividad deseada. Pero no quiero terminar el post sin un bonus: 

NO TE EXIJAS DEMASIADO. El camino no es fácil, pero tampoco imposible. Es mejor aceptar que quizá tengas que aflojar el paso y hacer las cosas más despacio que frustrarse antes de tiempo y no terminar lo que empezaste.

Te agradezco de antemano que compartas este post ( y el anterior) si consideras que puede ser útil. Cuanto más lejos llegue a más gente ayudaremos. 




Comentarios

Entradas populares